a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

martes, 4 de abril de 2017

el deseo.

Hay una escritora (suicida ella) que se llama Clarice Lispector.
No he leído demasiado aunque debería.Leí La hora de la estrella, la tengo bajada en el kindle y solo he subrayado una frase
«Mi corazón se vació de tanto deseo». — Clarice Lispector

a veces pasa eso, como cuando estornudas y te salen mocos viejos del cerebro (cualquiera que haya tenido sinusitis sabe como es la asquerosidad que estoy contando: Mi hijo llamaba a ese moco antiguo, a ese moco padre de todos los mocos,   guardado en las cavidades bajo los ojos El Sostenedor.

Asi pasa cuando tenes una resaca y chupaste fernet y coca cola y primero vomitas eso, y luego bilis, y luego agua y asi hasta que no tenes nada.

No se me ocurren ejemplos que no sean asquerosos y con adn incluido.
así el deseo.  El corazón tiene tragas malucas y a veces se vacía y no queda nada de nada.

Me viene,como otras veces, una frase de Spinetta que tenia pegada en mi carpeta de hojas rivadavia cuando la secundaria  (y no  usaban cuaderno) y le ponia pegaditas fotos de grupos musicales y algunos poemas y no habia liquid paper blanco para escribir y no me acuerdo con que escribíamos las tapas) y seguro tambien garabateaba  hasta el aburrimiento  el nombre del chico al que amaba como nadie amo nunca.

Era una chica interesante,entonces, que habrá sido de ella,porque después el corazón de la sirena se vació de tanto deseo. y ahora solo pasa por ahi, sangre en su compás de electrocardiograma, sin deseo  sin nada: con sus cosas.

la frase es esta y yo la había recortado de una Pinap.
Cuando nombraste todas las cosas y te pesa en los hombros lo ridículo y lo injusto y hay tanta inconmovible realidad a tu alrededor, te das cuenta de que sólo te quedan las cosas que amás, en algún momento y en alguna parte. Entonces todo paree una gran salina muy blanca en la cual estás parado, sin ser ni bueno ni malo: con tus cosas.

vamos, cantemos todos juntos. 









3 comentarios:

  1. Me encantó esta entrada, mucho...

    Deseo, suicidio, Spinetta, recuerdos de juventud... Una pequeña Nilda ilustrada condensada en una sola entrada 👏👏👏...



    Me queda entonces escuchar ya la canción 🎶👍

    ResponderEliminar
  2. te lo dijeron, Jose Luis, estas abusando de los emoticones.
    Es una entrada triste decir que uno esta vaciado de deseo. Pero no me creas.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con JLO, un post con un poco de todos los condimentos del Sirena. Música, literatura, recuerdos... ah y mocos.
    Me quedé pensando en el suicida Ricky Espinosa... ¡Qué buen nombre para una banda que hacía eso, punk podrido, el llamarse Flema!
    Ah, y ahora que me acuerdo, en estos días escuhé un programa viejo de Dolina con un segmento dedicado a las sirenas
    https://venganzasdelpasado.com.ar/posts/la-venganza-sera-terrible-del-27-10-2011
    A mitad de programa está el segmento.

    Beso!

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...