hugo pratt

hugo pratt
SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


viernes, 4 de agosto de 2017

sueños efectivamente soñados.

Iba al chino, pedia fiado. Lo anotaban en una libretita. Me preguntaba que nombre habran registrado (no era en chino) porque no saben mi nombre. La deuda ascendía a novecientos y pico de pesos : Le dije a la china que cuando llegara a mil le pagaba con la tarjeta de crédito y yo pensaba que ella me diría que con tarjeta tenía que sumarle algo mas. Compraba una leche de sachet. Me habían escrito en un papelito que eran 18 pesos pero ella le gritaba al chino del fondo que eran 16.
Una leche cuesta como 24, pienso ahora, no tiene sentido
Después estaba el tema de hacer un programa de una materia. De escribirlo : Y de hacer un registro para tomar lista a los alumnos.Buscaba si me había quedado algún libro de registro de cuando trabaja en escuelas y no, entonces hacía para mi y para mis dos compañeros profesores (una era Edith y el otro un hombre mayor, tal vez era Rafa, no se, alguien que apenas conocía) una hoja en la computadora. Lo mas bizarro era lo del programa: buscaba un programa similar en internet (ayer había buscado programas para el taller que iba a dar hoy en el hospital, de un tema del que soy especialista desde lo académico, pero buscando no olvidarme nada esencial) y agarraba uno que era como de historia, que empezaba con un rey del que nunca había oído nombrar , un nombre que ahora me suena brasilero "no se cuanto luiz" ponele "cesar luiz" o algo asi. pero lo mas raro es que seguía como si fuera un programa de la cultura del siglo 20, "el impacto de la película -una película tipo La Patota, de Tynaire- y la actitud de los hombres casados en relación a la sexualidad en la decada del 50.
La patota era una película (de la cual hubo una remake) que mis viejos fueron a ver cuando yo era una cria de brazos y me llevaron ¿3 años, 2?  A ver, voy a googlear. Era del 60,tenia 4. Solo recuerdo estar en el cine y dormirme en brazos de alguno de ellos.
mis padres aun estan vivos, tienen mas de 80 ambos, por ahi es algo que tiene que ver con la muerte,algo de la piedad. Como en esa estatua de la virgen teniendo a jesus muerto entre sus brazos. Yo muerta.
En realidad lo de los hombres casados es una alusión a un texto de 1912, de Freud, sobre la degradación de la vida erótica, también algo muy fílmico, si se quiere-... de viejas películas argentinas donde el galán de dinero se casaba con otra mujer de dinero mientras la pobre obrerita que amaba no estaba a la altura de sus aires. O simplemente la división entre la puta y la santa, que me apareció en las cartas del tarot (la Emperatriz y el diablo)
Muchos recuerdos diurnos, la preocupación por el dinero, por la clase de hoy. Cesar Luis seguro que es el hotel Sao Luiz que esta a medio camino entre Floripa y Buenos Aires y este relato que carecerá de interés para los lectores del blog pero que quiero registrar para no olvidar.
Escribimos para no olvidar.


3 comentarios:

  1. Yo le presté atención al relato. Entiendo eso de escribir para olvidar. Yo debería agregar no dejar en cualquier lado lo que escribo para no olvidar. A veces lo pierdo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, escribimos para no olvidar y para soñar dos veces.
    Tu cuento es realmente un sueño de la realidad y sus preocupaciones como suele suceder. Lo mejor es poder rescatar todas esas realidades que concurren en el mismo instante.

    Saludos y un placer.

    ResponderEliminar
  3. Buen ejercicio, uno se divierte con estas cosas. Yo también lo hago pero me da vergüenza contarlo.
    ¿Qué diría el Dr. Freud de esto? Escribiría tres o cuatro ensayos supongo.

    Beso!

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...